Influenciador: 10 tips para ser bueno en redes sociales

Varias personas me han preguntado cómo se hace para ser influenciador. Muchos quieren serlo porque les llama la atención aquella “glamurosa” vida de que las marcas los inviten a eventos o les envíen regalos, o les paguen por publicar cosas en redes sociales. Y también porque cada vez se pone más “de moda” el marketing de influencers. Antes que nada, quiero decir que no todo es tan bonito como suena, y no es que un influenciador se levante por las mañanas y tan pronto abra las cortinas el sol entre por la ventana, los pajaritos canten y el desayuno aparezca servido mágicamente, llenos de productos regalados.

“Hummmm, hoy desayuné unos deliciosos huevos El Rey. Y mi bebida es perfecta porque tengo un día Chocolate Sol”. [Inserte Sonrisa Colgate].

Pero el trasfondo de ser influenciador la dejo para otra publicación. Esta entrada se trata de los tips que se necesitan para ser un buen influenciador.

Hay un truco casi infalible: Ser famoso. Si eres actor, actriz, periodista, cantante, músico, pornstar, presidente, alcalde o algo similar, basta con que abras una cuenta en Twitter o Instagram y te llenas de seguidores. ¡Ni siquiera hay que ser bueno! miren a Petro. Y tampoco tienes que publicar cosas interesantes. La gente vive ávida por proyectar sus anhelos en los famosos, creyendo que todo el tiempo están en playas, o que su trabajo es perfecto y no se estresan. Obvio, esas son las fotos que todos ponemos en Facebook. Por lo general nadie publica una foto en la que está de mal genio y queriendo agarrar a pata el escritorio. A menos que se las quiera dar de víctima.

Pero si no eres famoso y quieres ser influenciador, hay otras maneras de hacerlo, aunque toman algo de tiempo.

OmarGamboa-influenciadores

1. Decide qué comunidad quieres:

Primero tienes que saber a quién le quieres hablar. ¿Eres un profesional y quieres ser referente en tu campo? ¿Quieres hablar para las personas que están en tu medio? ¿O no te interesa y solo quieres llenarte de seguidores? Además, no es lo mismo ser influenciador de Buchanan”s, Audi u Hoteles Hilton, que serlo para Kotex, Cerveza Aguila o Sanpic. Son públicos diferentes, con lenguaje diferente.

2. Construye tu comunidad: Una audiencia no se construye de la noche a la mañana, al menos no una audiencia de verdad. Claro, puedes comprar seguidores y pasar de 2 mil a 32 mil en una noche, pero eso no te va a servir para nada. Primero porque la gente no es tonta y se da cuenta de esas cosas. Las marcas o clientes cada vez están más instruidas en estos temas (aunque no tanto como se quisiera) y no les va a sonar que alguien sea “famoso” de un día para otro. Y segundo, aunque consigas un par de contratos, eso no te va a durar. Si compras seguidores, serán cuentas falsas de Indonesia, Kuala Lumpur o Chiquirriminchi. Es el equivalente a pararse en un teatro y que el público sean puros muñequitos de lego. Le estás hablando a nadie. Construir una comunidad implica generar simpatías, darte a conocer, inspirar credibilidad. Todo eso porque cuando hagas una publicación necesitas interacciones (likes, comentarios, respuestas, retweets). Por eso es que las marcas te pagan. Lamentablemente aún pasa mucho que las marcas pagan a influenciadores solo porque tienen muchos seguidores, sin importarles a qué público le está llegando el mensaje. Pagan por ser Trending Topic a toda costa, sin importar cuál es el hashtag que usan y qué mensaje se transmita. Pareciera que no les importa lo que pase después de eso. En otra entrada hablaré de qué debe buscar una marca al contratar influenciadores.

3. Define tu perfil: Junto a la definición de la comunidad, está la definición del perfil. Escoge el tema que te guste o que quieras elaborar y úsalo. El tema te debe gustar y, ojalá, apasionar. Debes saber de ello, o al menos ser sincero y no parecer el “gurú” de algo que no sabes. Una vez escogida tu temática, puedes tratarla desde tu experiencia y también puedes buscar otras fuentes. Citando a una amiga de la que siempre aprendo mucho:

“Esa temática tiene que ser de múltiples fuentes, te dedicas a un tema, buscas que te crean y construir reputación en ello.
1. Crear contenido investigativo propio.
2. Curar contenido de otros expertos que conoces.
3. Dar opinión argumentada de la situación del tema.
4. Generar debates del tema.
La ”influencia” se construye no solo en la cantidad de seguidores y la calidad de los mismos, sino que ellos entiendan que tú conoces del tema. Credibilidad.”
Pero ten cuidado de no volverte monotemático. No eres una revista especializada, eres un ser humano. Por lo que está bien que de vez en cuando compartas las cosas que nos hacen humanos: la vida diaria, el estrés, la alegría, viajes. Muéstrate humano.

4. Dedícale tiempo: La mejor manera de crear comunidad es dedicándole tiempo. Imagina que estás en tu salón de clase (u oficina) y en una esquina hay alguien que sabes que existe hace un montón de tiempo, pero nunca habla, no interactúa, no se ríe, no participa. Y de repente llega alguien nuevo que es “el alma de la fiesta”. A los dos meses vas a sentir que es tu mejor amigo. Hay que participar y hacer presencia constantemente. De acuerdo, no es fácil, pero nadie dijo que lo fuera.

5. Usa un lenguaje adecuado: Con esto no necesariamente quiero decir que debes escribir con diccionario en mano. Lo que quiero decir es que debes hablarle a tu audiencia como tu audiencia habla. Al menos en espacios tan informales como las redes sociales. No es lo mismo una publicación en Twitter que en LinkedIn. Y claro, también depende de la imagen que quieres mostrar. Si tu estilo es ser grosero, madrear a cualquiera que te caiga mal u ofender a la gente, seguramente te vas a llenar de seguidores. Casos así hay muchos, el morbo vende (ya ven por qué RCN está plagado de audiencia, aunque su contenido no sea el más constructivo). Pero por lo general las marcas y agencias buscan influenciadores que los hagan quedar bien y no sean groseros para hablar. Tampoco quiero decir que no se pueda ser sarcástico, pero no hay que confundir ser irreverente con ser mal educado.

6. Constancia. Las redes sociales se mueven muy rápido (y olvidan muy rápido). No es secreto que en redes sociales nos indignamos por algo y salimos con antorchas enfurecidos, hasta que salga una nueva noticia y salgamos corriendo a crucificar al siguiente. Por eso hay que permanecer vigente y hacer presencia. Como todo en la vida, lo que se muestra es lo que se vende. “Busquemos un influenciador para hablar de carros” -“Mira este, sabe mucho” -“¿Y quién es ese? Hmmm, no. No publica nada hace un mes”.


OmarGamboa-influenciadores-2

Fuente: 90norte.com

Hasta aquí cuento un poquito de cómo se construye comunidad y cómo se permanece relevante. Ahora hablemos de qué hacer cuando te contraten:

7. Asegúrate de conocer bien los objetivos de campaña: Toda campaña que se respete tiene objetivos y los influenciadores son un medio para lograrlos. Algunas serán para generar reproducciones en un video, o serán para posicionar un hashtag, o para publicar fotos del restaurante al que te invitaron. Además, si no sabes qué quiere la campaña, ¿cómo sabes si lo hiciste bien?

8. Sé creativo: Por lo general en una campaña te comparten ejemplos de las publicaciones que quieren: “Nada como los productos #ACME para capturar correcaminos. Nunca salgo de casa sin ellos”. Si copias y pegas, se va a notar. Por otro lado, seguro hay más influenciadores trabajando contigo y si todos escriben exactamente lo mismo, se va a notar. Identifica lo que quiere comunicar el cliente y escríbelo en tus propias palabras. También puedes usar imágenes, fotos, videos… aunque no te los pidan. El límite lo pones tú (muestra el tigre que eres).

9. Organízate: Este truco se lo aprendí a una de las mejores influenciadoras de Colombia. Ella tiene una pared llena de post-it con cada campaña. Yo mismo no he llegado a ese nivel (yo uso un excel). Si eres un buen influenciador y llega el punto en que participas en más de una campaña al tiempo, trata de no confundirlas (pasa) y no olvides una por publicar la otra. Obviamente hay algunas campañas que son más divertidas que otras, en unas te pagarán mejor que en otras, pero no por eso vas a descuidar alguna. Es bueno planear (al menos desde el día anterior) a qué horas quieres publicar de una marca o de otra, o si vas a hablar de ambas al tiempo. Para esto también aplica la creatividad.

10. Sé responsable: Esto abarca todos los puntos anteriores. Si te comprometes con una campaña, hazla, cumple el contrato (así sea verbal). Varias veces he visto a personas de agencia quejándose porque los influenciadores que contrataron se perdieron, o no publicaron porque “se les olvidó” o “porque no pudieron”. Si te comprometiste con una publicación en la tarde y sabes que a esa hora tienes parcial o tienes una reunión, pues programa la publicación. Hay muchas herramientas para hacerlo. O si decidiste no seguir con la campaña, al menos ten la delicadeza de escribirle a tu contacto contándole. Y es simple: Si no cumples, dejarán de llamarte. Y también piensa que no toda campaña es adecuada para ti. Hay influenciadores que son expertos en cine, deportes, geografía, anatomía, salud, belleza, videojuegos… ¡NO! Eso te resta credibilidad.

OmarGamboa-influenciadores-3

Fuente: www.viralblog.com

Por último, no creas que te vas a llenar de plata por andar metido en redes sociales. A menos que tengas unas audiencias inmensas, como Soy Germán, Werevertumorro, o los colombianos Laura Sanchez, Juan Pablo Jaramillo, Sebastian Villalobos entre otros . Ser influenciador no es una profesión. Ser influenciador es una consecuencia de estar haciendo algo bien (que puede ser tu profesión): Puede que te regalen unos tenis o te envíen cervezas a la casa, pero con eso no pagas el arriendo. Es divertido que te paguen por algo que igual harías gratis, pero no creas que serlo es ganarse el baloto.

Por sugerencia de Luis Betancourt (@luis3etancourt) incluyo lo que sería el punto 11. Y es que se tiene muy descuidado:

11. Mide tus resultados: Usualmente uno como influenciador se dedica a publicar y ya. Básicamente cumplir. Pero los mejores influenciadores (y en general los mejores en cualquier área digital) miden todo lo que hacen. Saben si un tweet les da más resultado a las 8PM que a las 9AM. Revisan los analytics de Twitter y Google, o los insights de Facebook. Revisan la cantidad de clics en un enlace compartido por ellos. En conclusión: si uno no mide lo que hace, no puede saber a ciencia cierta si lo está haciendo bien, o si mejora con el tiempo.


Todo esto lo hemos venido aprendiendo con cada campaña que hacemos en PremiosTW. La mayoría de campañas que hacemos es con influenciadores en donde somos muy cuidadosos para escoger los perfiles que contrataremos y cumplimos con creces los resultados. Para eso nos pagan.

Si tienen preguntas sobre ser influenciador y quieren profundizar, pueden dejarlas acá en los comentarios o por correo a charlemos@omargamboa.com. Igual, si representan una marca y quieren hacer alguna campaña con influenciadores. Tenemos una base de datos que crece todos los días, gracias a que analizamos gran cantidad de tweets para identificar influenciadores.

Seguramente me faltan varios tips más. Hay influenciadores muy buenos que saben un montón, o gente en otras agencias que tiene algo que agregar a la lista. ¿Se les ocurre algo?

@OmarGamboa


Acá puedes leer unos “Consejos para escribir un buen blog” y también “Tips para proteger la información de tu celular“.

También me encuentras en Facebook, Linkedin e Instagram. Y me encuentran en Snapchat como gamboaomar.

Recommended Posts
Showing 3 comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment